Si es cierto en la vida hay momentos maravillosos y también esos momentos que nos vienen a sacudir, a mover muchas emociones a vivir situaciones, que nos dejan exhaustos, tristes, decepcionados, frustados; pero la llegada de estos momentos SIEMPRE TIENE UNA RAZÓN.

Para poder distinguir entre la felicidad y la tristeza debemos conocerlas para poder diferenciarlas, y así con cada emoción; es decir necesitas conocer tu sombra para potenciar tu luz.

¡Ahora! ¿que te hace diferente, en como llevar estos contrastes?

Como punto de partida, empezar a entender que en esta vida vinimos a aprender y en este aprender viene la equivocación y de ella la experiencia para volvernos mejores, para no repetir situaciones en la que hicimos daño o nos hicieron daño, aquí las creencias, los malos hábitos, las costumbres que están en el inconsciente hacen su trabajo para bloquear lo que realmente quieres y mereces.

Entonces lo que te hace diferente es ver las cosas con entendimiento conciente y no a través de la queja, pues si te quejas no has aprendido nada, es como cuando no estudias repites el año hasta aprender, así mismo la vida te dará más eventos complejos para ver como está tu nivel de conciencia para entenderlos, solucionarlos y trascenderlos a tu favor.

Hay momentos bajos, pero es mejor escoger sonreír, abrazar lo que te hace feliz, valorar lo que tienes a tu alrededor, amar lo que eres; que desperdiciar tu día a día pensando en lo que fue y no pudo ser, quejándote de lo que careces, renegando de lo que hoy quisieras tener y aún no se da, es este el momento donde no estas presente disfrutando tu vida, pues vives preso del pasado y en ansiedad de que pasará en el futuro y por eso no avanzas.

Entonces es mejor estar lo más posible en estado presente de calma y claridad, pues su ventaja es que crearás más soluciones.

En estados densos de queja y tristeza es más de eso lo que atraes por simple energía de enfoque.

Entonces, si probablemente ves gente que siempre está sonriendo y disfrutando del día a día como que nunca les pasará nada, ¡pero si! también tienen momentos complejos, la diferencia es que tomaron la decisión de tener una buena actitud, ser resilientes porque tienen la certeza que todo va a estar bien y eso hace que las mejores cosas sucedan.

La energía de una persona en positivo se refleja y atrae, la energía de una persona en negativo también atrae, no aspires que en queja, miedo y mal humor te sucedan cosas agradabables, procura darte espacios de calma, respiración profunda, pausas activas, baila, sal a la naturaleza, pero no alimentes a los ratos complejos de energía densa pues aumentará y crearás más de ella.

Un primer acto positivo en tu día es sonreír con solo esta acción ya cambias tu energía.

Ana